Risorse Bibliografiche

LESSING Hans-Ulrich, MAKKREEL Rudolf A., POZZO Riccardo (Hrsg.), Recent Contributions to Dilthey’s Philosophy of the Human Sciences, Frommann-Holzboog, Stuttgart - Bad Cannstatt 2011, pp. 258.

fascicolo I, volume 22 (2013), pp. 185-186.
Schede bibliografiche

LESSING Hans-Ulrich, MAKKREEL Rudolf A., POZZO Riccardo (Hrsg.), Recent Contributions to Dilthey’s Philosophy of the Human Sciences, Frommann-Holzboog, Stuttgart - Bad Cannstatt 2011, pp. 258.

 

Durante las últimas décadas del siglo XX, el auge de la hermenéutica filosófica tuvo como efecto secundario un renovado interés por la filosofía de Wilhelm Dilthey (1833-1911). Gracias a una reconstrucción de la historia de la hermenéutica filosófica, inspirada en los análisis contenidos en Verdad y Método de Hans-Georg Gadamer, la obra de Dilthey ha sido considerada una de las piedras miliares de la génesis de esa corriente de pensamiento. El impulso de esos años llevó a la terminación de la edición de la opera omnia diltheyana, iniciada a principios de los años veinte del siglo pasado (los Gesammelte Schriften, en 26 volúmenes) y a la traducción al inglés de una amplia selección de las obras más importantes de este filósofo (Wilhelm Dilthey: Selected Works, seis volúmenes): hasta ese momento sólo en ámbito de lengua castellana se podía disponer de una amplia gama de traducciones de este filósofo (Obras de Dilthey: 9 volúmenes). Además, del 1983 al año 2000 el anuario filosófico Dilthey-Jahrbuch für Philosophie und Geschichte der Geisteswissenschaften —editado por Fritjof Rodi, uno de los promotores de los Gesammelte Schriften y de las Selected Works— fue centro de agregación de la investigación sobre la obra de Dilthey y de su influjo en la discusión contemporánea acerca de las ciencias histórico-sociales.

El nuevo milenio ha abierto nuevas perspectivas en el ámbito de las ciencias humanas y a la vez ha propuesto con renovada actualidad viejos problemas. En estas circunstancias de cambio, algunos de los protagonistas de los años de la Dilthey Renaissance se propusieron lanzar un nuevo anuario, el Dilthey International Yearbook of Philosophy and the Human Sciences. Como se explica en el prefacio de la obra que estamos reseñando, ya se disponía de un buen número de artículos para los dos primeros números —el primero dedicado a la relación de Dilthey con Kant, y el segundo a Dilthey y la hermenéutica—, pero la complejidad de la tarea de dirigir el anuario, residiendo el equipo de editores en países diferentes, y la falta de cobertura financiera para la publicación llevaron a la cancelación del proyecto. La presente colección de artículos es el fruto de esta fallida tentativa.

El volumen está compuesto por diez artículos. Tres de ellos escritos en alemán, el resto en inglés. Después de un artículo introductorio sobre la

relevancia actual del pensamiento de Dilthey, escrito por Rudolf A. Makkreel, los escritos se dividen en dos secciones, siguiendo la estructura del proyecto original de los volúmenes previstos para el anuario. La primera sección agrupa cinco artículos alrededor del título temático Dilthey y Kant; la segunda, titulada Dilthey y la hermenéutica, reúne los cuatro restantes. Aunque en estos casos sería forzado buscar una unidad de fondo entre las distintas contribuciones que componen cada sección, el lector no tarda en descubrir la insistencia, como música de fondo, en algunos temas o líneas de profundización, que respecto a las investigaciones anteriores resultan novedosos, o que desarrollan intuiciones sólo previamente esbozadas por otros autores. Me refiero concretamente —en el caso de la relación entre Dilthey y Kant— a los puntos de contacto que existen entre el proyecto diltheyano de una Crítica de la razón histórica (Kritik der historischen Vernunft) y la kantiana Crítica del Juicio (Kritik der Urteilskraft). Especialmente los artículos de Jared A. Millson y Fritjof Rodi ponen en evidencia la inspiración y los paralelismos entre la categoría diltheyana de “Conexión” (Zusammenhang) y la concepción del juicio reflexionante (Reflektierende Urteilskraft) que Kant desarrolla en su tercera crítica, de importancia clave para aclarar el contexto de la comprensión del sentido y de la finalidad.

En la segunda sección hay dos artículos que me han parecido de especial interés. El primero es la contribución al volumen de Benjamin D. Crowe, dedicada a poner en relación la racionalidad hermenéutica con la epistemología del acto de fe (religious belief). El autor hace ver los puntos de contacto que existen entre la gnoseología del acto de fe que propuso John H. Newman en su conocida obra Grammar of Assent, y que ha sido desarrollada en tiempos más cercanos a nosotros por Basil Mitchell, por un lado, y la hermenéutica diltheyana, por otro. Este escrito puede dar luces para quienes se encuentran metidos en la urgente búsqueda de un marco epistemológico general, dentro del que se puedan encuadrar de modo normal y armónico las verdades que pertenecen al ámbito de la experiencia religiosa. En cambio, el segundo artículo es una brillante reconstrucción de la génesis de la “hermenéutica de la facticidad” (Hermeneutik der Faktizität) de Martin Heidegger, en la que se preanuncian los análisis existenciales que compondrán la obra capital de este pensador: Ser y tiempo. A través del análisis de diversos escritos, apuntes y notas inéditas de este filósofo, datados entre 1917 y 1924, Theodore Kisiel pone de relieve el fuerte influjo configurador que tuvo el encuentro de los intereses teológico-existenciales del joven Heidegger con el pensamiento de Dilthey. Este ensayo es un ejemplo de cómo un estudio de la génesis histórica de un concepto ayuda a comprender el concepto mismo. Tanto al reconstruir la historia del pensamiento como al momento de buscar soluciones para problemas de tipo epistemológico, Crowe y Kisiel evidencian la fecundidad metodológica de no querer convertir la real distinción que existe entre el pensamiento filosófico y la reflexión teológica en una separación que impida ver los puntos de contacto entre ambos y su mutuo influjo.

 

FRANCISCO FERNÁNDEZ LABASTIDA